10 diciembre, 2020 Prensa

Cientos de hosteleros cántabros marchan contra las restricciones al sector

Noticia publicada en el Diario Montañés el 4 de diciembre

Los hosteleros cántabros han vuelto a salir a la calle para denunciar la situación en la que las medidas restrictivas impuestas por la pandemia están provocando en el sector. Hoy, parapetados tras la consabida pancarta y frente a una mesa vacía, han exigido viernes, n, Miguel Rodríguez, por el «daño» que ha hecho al sector al usarlo como «cabeza de turco» y hacerle pagar lo «mal» que ha gestionado su departamento la pandemia por el covid-19.

Unos doscientos representantes de este sector se han concentrado a las puertas de la sede del Gobierno regional, convocados por la Asociación Empresarial de Hostelería de Cantabria (AEHC), para volver a denunciar que ellos no son el problema, exigir que les dejen trabajar, con algunas voces que también han pedido la dimisión del presidente Miguel Ángel Revilla.

Los participantes en la concentración llevaban mascarillas, algunas con el lema «salvemos la hostelería», aunque la Policía Nacional que supervisaba la protesta ha tenido que llamar la atención al presidente de la asociación de hostelería, Ángel Cuevas, para que les avisase de la obligatoriedad de mantener una distancia de seguridad.

Con esta, son más de 25 las concentraciones que han organizado los hosteleros cántabros en los últimos siete meses para reivindicarse «como servicio esencial y como solución al ocio descontrolado».

Rodeado por pancartas para exigir que se les permita abrir y para denunciar la ruina del sector, Cuevas ha leído un manifiesto en el que la asociación de hostelería acusa al consejero de Sanidad y a su departamento de «culpabilizar al sector durante la pandemia.

«Han puesto restricciones que hemos cumplido y han seguido poniendo restricciones y más restricciones, sin poner solución al problema real de ocio descontrolado, hasta que han conseguido ahogarnos», han afirmado los hosteleros.

También han pedido su dimisión «porque una vez hecho el daño no sólo no ayuda sino que no nos informa». «Nos enteramos de las cosas a golpe de prensa. no nos tienen en cuenta para absolutamente nada, ni siquiera para pedirnos consejo sobre el sector», ha criticado Cuevas.

«Hasta ahora han sido incapaces de frenar la pandemia. Lo que sí han frenado y de golpe son nuestros ingresos», ha abundado el manifiesto, en el que los hosteleros lamentan que tienen que «improvisar sobre la marcha» y advierten de que «es muy difícil hacer cualquier tipo de planificación» porque la información que se les proporciona «llega siempre mal o a destiempo».

Por ello, la asociación de hostelería ha pedido la dimisión de Miguel Rodríguez y en caso de que no la presente, ha pedido al presidente regional que le cese, y han incidido en que las ayudas que ha concedido el Gobierno de Cantabria al sector «no son suficientes».

En el manifiesto, la asociación de hostelería vuelve a pedir que esas ayudas se eleven hasta el 1 % de presupuesto regional (unos 30 millones de euros), cuando, según recuerda, lo que ha destinado el Ejecutivo regional «no llega ni a la mitad» (algo más de 12 millones de euros).

Y critica que el Gobierno les pidió «una semana de espera» para darles una respuesta a esa demanda y que ya han pasado «15 días» sin contestación.

«Como siempre con retrasos y sin cumplir con su palabra», ha abundado Cuevas, quien ha reiterado la petición al Gobierno de Cantabria de que desarrolle «un plan de revitalización del turismo y la hostelería» de la región. «Tenemos un tsunami y nos están dando un paraguas y necesitamos un bunker. no se enteran??», ha concluido