1 octubre, 2019 Blanca

Hostelería ofrece al Gobierno firmar un convenio y formar camareros cántabros

A la hostelería de Cantabria le «encantaría» que los numerosos puestos de trabajo que hay en el sector «se cubrieran con camareros cántabros». Pero si esto no es posible porque en la región no hay demanda suficiente para ocuparlos, «habrá que ir a buscar gente fuera que permita suplir esos picos» y atender así a las necesidades que atraviesa el sector. Con estas palabras Ángel Cuevas, presidente de la Asociación de Hostelería de Cantabria, corrigió ayer el anuncio que hace unas semanas hizo Pedro Vega-Hazas, también de la asociación, de traer y formar a 400 camareros de Perú para dar respuesta a las dificultades de encontrar personal formado que atraviesa la hostelería cántabra. «Lo que no vamos a hacer es cerrar establecimientos por la falta de personal», sentenció Cuevas.

El empresario quiso aprovechar la presentación del balance de los resultados del año 2019 para calmar los ánimos después de que el anuncio -que se hizo durante el coloquio ‘Camareros, ¿una especie en extinción? Retos de la hostelería: el profesional de sala y barra’, organizado por El Diario Montañés- levantara ampollas tanto entre el Ejecutivo como en los sindicatos.

La primera en mostrar su descontento fue la consejera de Empleo y Políticas Sociales, Ana Belén Álvarez, que rechazó la idea de los empresarios. Y señaló la nula necesidad de ponerla en marcha cuando, al mismo tiempo, en la región hay 4.655 demandantes de un empleo como camarero -datos de junio-. En este sentido, Cuevas señaló que tienen prevista próximamente una reunión con esta Consejería para tratar de firmar un convenio de formación que posibilite preparar y permita dar trabajo a aquellos cántabros desempleados que estén interesados en la hostelería. «Señores de la Consejería, estamos deseando firmar un convenio con ustedes», apuntó. El acuerdo tiene un doble objetivo: «cubrir las necesidades del sector de la hostelería y dar trabajo a los inscritos en la lista del paro de la región» antes de tener que salir de la comunidad para buscar camareros. Una vez se firmara, la formación duraría «hasta enero, para darles trabajo de Semana Santa en adelante», explicó.

En 2007 trajeron 70 trabajadores de República Dominicana porque en Cantabria no había interesados

La Asociación tiene una bolsa de empleo sin casi inscritos y en el Inem tampoco encuentran gente

La intención desde un principio era esa: formar y dar trabajo a personas de la región. Y, una vez hecho el filtro con la gente local, si no se cubren las necesidades de los establecimientos, ir fuera. Todo para evitar el cierre de locales. Sin embargo Cuevas señaló que «la propia asociación cuenta con una bolsa de empleo que casi no tiene inscritos». Y que, además, «los empresarios que acuden al Inem» no encuentran gente que quiera trabajar. De ahí que se lanzaran a buscar opciones fuera, concretamente en Perú porque «tiene una cultura gastronómica en alza». No sería la primera vez, ya en 2007 se hizo un llamamiento a los parados que estuvieran interesados en la hostelería para formarles y darles trabajo. Al final vinieron 70 trabajadores de República Dominicana porque de las 3.000 personas que había paradas, «solo 50 se presentaron a la entrevista y 40 tenían trabas personales para trabajar». «Tenemos un problema de personal y queremos solucionarlo», añadió.

Balance del 2019

Tal y como avanzaba el verano, todo hacía presagiar que las cifras de 2019 iban a ser similares a las del ejercicio pasado. Aunque todavía no se conocían los datos, los niveles de ocupación en los que se movían los hoteles cántabros no distaban de los del año pasado. Y así ha sido. «Hemos empatado con 2018», dijo Cuevas. A pesar de que este año «ha sido irregular y ha tenido altibajos», la facturación ha sido la misma. El sector volvió a denunciar «el brutal incremento de viviendas ilegales» que repercuten de forma negativa en el turismo. «Queremos reivindicar un futuro para el turismo que no solo se centre en crear más afluencia turística sino que sea el deseable para la región».