15 enero, 2021 Blanca

La hostelería urge al gobierno regional a que aclare cuál será la cuantía y las condiciones de los fondos que se destinarán al sector

Hostelería de Cantabria necesita conocer con exactitud cómo se realizará el reparto autonómico de los 10.000 millones del Fondo REACT-EU que el Ministerio de Hacienda repartirá entre las Comunidades Autónomas y del que ahora mismo se desconoce la cuantía destinada a la hostelería y las condiciones de los mismos.

En concreto, se repartirán 8.000 millones de euros en 2021 y 2.000 millones en 2022 y tienen como objetivo, según el propio Ministerio, “fortalecer el Estado del Bienestar y reactivar la economía tras el impacto de la pandemia provocada por la COVID-19” y añade que buscan “reforzar con partidas adicionales las políticas públicas básicas en un contexto de crisis en el que se han demostrado como la red de seguridad para millones de ciudadanos”.

Entendemos que, si este es el objetivo, el sector de la hostelería es sin duda uno de los que más necesita esa red de seguridad para poder salvar las empresas y los empleos.  A nivel regional, el sector hostelero ha sufrido por la pandemia una destrucción de empleo de 25.000 empleos directos, un golpe muy duro para un sector que supone más de 12% del PIB regional.

Si el objetivo del gobierno central es “no dejar a nadie atrás” necesitamos conocer si en Cantabria el gobierno estará a la altura de lo que necesita la hostelería, un sector que ha experimentado el mayor impacto económico por la pandemia y que respecto al desempleo, pueden llegar a perder un millón de empleos entre directos e indirectos. Además, necesitamos garantizarle un futuro a los más de 365.000 trabajadores de la hostelería que están ahora mismo en ERTE.

El fondo REACT-EU forma parte de un paquete de ayudas europeo más amplio aprobado por la Comisión Europea que alcanza una cifra total de 750.000 millones de euros para el conjunto de Estados miembros. De esa cantidad a España le corresponden aproximadamente 140.000 millones y ha logrado ya una preasignación de 76.724 millones correspondiente al Plan Next Generation.

Asimismo, los fondos deben impulsar un cambio en el modelo productivo que desarrolle y potencie una economía sostenible y digital. El sector hostelero ya está trabajando en los proyectos sostenibles y la apuesta por la digitalización tal como se recoge en las líneas estratégicas de trabajo en 2021, en el Anuario de la Hostelería presentado en diciembre.

El sector hostelero genera el 6,2% del PIB y empleaba a 1,7 millones de personas antes la pandemia. Se trata de un sector estratégico que, además, ha puesto todo su empeño en adaptarse a esta situación. Durante estos meses los establecimientos hosteleros han hecho importantes inversiones en formación, equipamiento, materiales y productos, para ofrecer espacios seguros a la ciudadanía, en los que se respetan las normativas de aforo, desinfección y distancia social.

La mala situación que atraviesa el sector debe tenerse en cuenta en la toma de decisiones de las CCAA, que no deben tener en el foco a la hostelería, ya que los propios datos de Sanidad han acreditado que la hostelería no es el foco de los contagios y con las restricciones a este sector se está abocando a encuentros sociales que son un vector de expansión de la pandemia.

Por todo esto, instamos a las administraciones a que cuenten con los hosteleros para participar en los programas de recuperación que se desarrollen a nivel autonómico a partir de ahora, porque somos parte de las soluciones y nunca fuimos el problema.